Auditoría para restaurantes: ¿Qué haces mal y hace que pierdas dinero?

teasersolucionesconsultoria

Una auditoría que se adapta a tu restaurante, a tu modelo de negocio

Un hostelero nos dijo hace tiempo que tenía un problema con un camarero que se comportaba mal con los clientes. Sabían que era una actitud recurrente porque recibían muchas quejas a través de TripAdvisor, sin embargo no detectaban quién era. Meses después, tras haber dado muchas vueltas al asunto, se les ocurrió hacer llevar a todo el equipo bien visible su nombre en el uniforme. Y funcionó. Las siguientes malas críticas llegaron, y con ellas la identidad del culpable en los comentarios.

Esta anécdota es un pequeño ejemplo del daño que puede hacer un mal servicio, un mal acondicionamiento o una mala planificación de tu menú. El día a día hace que perdamos la perspectiva de lo que no hacemos bien, y normalicemos situaciones que afectan mucho a nuestro negocio, será el principio del fin.

¿Cómo detectar si no estás haciendo las cosas bien?

  1. Revisa tu reputación online

Negar tus errores es tu mayor error, y te puede llevar a la ruina. Valora y toma nota de todos los comentarios que dejan tus clientes en plataformas de recomendación y en las redes sociales. Hay gente quisquillosa, por supuesto, pero la mayoría te criticarán aspectos que realmente tienes que mejorar.

Haz un listado de todo aquello que ha hecho sentir incómodos a tus usuarios e intenta corregirlo. A veces son cambios estructurales que no podemos acometer por falta de presupuesto, pero por lo menos sabrás cuál es el siguiente paso.

  1. Realiza una auditoría

Una visión externa de cómo funciona tu negocio te ayudará a abrir los ojos. Deja que un profesional analice tus puntos fuertes y débiles, que revise la rentabilidad de tu menú, que busque defectos en tu servicio o que te ayude a suplir déficits en tu establecimiento.

Un control detallado del estado de tu restaurante, tanto si tienes problemas económicos como si no, te dará las claves para enfrentar el futuro y avanzar con paso firme con dirección al éxito. ¿Por qué funciona bien? ¿Por qué no funcionan determinados platos? ¿Cómo podría ganar más? ¿Por qué no llego al público que quiero trabajar? ¿Te encuentran en Internet cuando buscan información sobre ti?

Una empresa especializada podrá indicarte también cómo promocionar correctamente tu negocio y fidelizar a tus clientes. Cosas tan sencillas como mantener actualizadas tus redes sociales o anunciar tu menú del día para facilitar la elección a tus comensales pueden suponer muchos más ingresos.

  1. Contrata un “mystery shopper”

Y por último, y para saber de verdad en qué estás fallando, no dudes en hacer el siguiente experimento: contratar a una agencia que envíe a clientes misteriosos que prueben tu servicio con normalidad, sin avisarte, y pasen un informe de cómo fue su experiencia. Será la crítica más sincera que te llegará, y te ayudará a ver, de una forma natural y totalmente imparcial, en qué debes mejorar.

¿Y después…qué?

No pierdas más tiempo. ¡Reacciona! Pon en marcha un plan minucioso y con hitos en un calendario. Pide consejo profesional para que te ayude a enfocar bien los objetivos en las diferentes áreas:

  • Negocio
  • Servicio
  • Marketing
  • Fidelización

La estructura del trabajo debería de ser por la vía de:

Diagnóstico

El entorno socioeconómico: es general pero te sitúa.

  • Determinar el área de influencia: como es la zona donde estás ubicado, determinar el área geográfica a la que más directamente te diriges, incluso contar a distintas horas del día que tránsito hay en la zona y que negocios emergen en el área de influencia.
  • Análisis de la competencia: ojo, no es un mero listado de negocios similares si no que hay que contar que gente entra, que perfil tienen, a distintas horas del día, como funcionan, que ofrecen.
  • Análisis exhaustivo de tu negocio en aspectos de rentabilidad, de funcionamiento de sala, como se presentas tus platos, como es tu marketing o cómo es tu personal.

Todo esto nos dará los factores claves del éxito, el perfil estratégico del negocio para que aciertes o reconduzcas tu negocio hacia el éxito.

Con todo ello, se desarrolla un plan de acción, enfocando tu nuevo negocio con medidas correctoras sobre los errores que se detectan y cuales son las estrategias a seguir para mejorar la rentabilidad y el volumen del negocio de tu establecimiento.

Una vez sacadas las conclusiones

Optimiza recursos e invierte, aunque sea poco presupuesto. Y no desistas. Pasito a pasito se hace camino y se consiguen resultados. ¿Quieres que te ayudemos?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.