Hace unas semanas, en uno de esos newsletters en los que estoy inscrito, y que suele tener cosas muy interesantes, había una especie de destacado sobre la viralidad en los vídeos llamado clicking. Ponía como ejemplo el último video de Turkish Airlines que además de estar francamente bien la promo, tiene como protagonistas a un niño, a Messi y a Kobe Bryant. La promo tiene un potosí de visitas.

Pues nada de eso señores. Ahora, indiferente de si tu vídeo tenga calidad, no la tenga, sea original o no, tenga esa cierta dosis de humor o no, ya no es necesario hacer nada de nada para conseguir miles y miles de visitantes. Que digo miles, millones!!!!.

Si quieren tráfico en su canal youtube, y que se pueda convertir en tráfico para su web, la viralidad ya no es producto ni de la casualidad, ni si tiene famosos o no, ni de si es original o auténtico, sino que es simplemente cuestión de la contratación de una empresa de clicking. Para qué contratar a famosos, publicistas, creativos, imágenes grabadas en full HD etc, etc. Que pasaría si por solo 59,99 dólares, ya tienen 5 millones de visitas garantizadas. Compran o no?. Valdrá la pena probar pagar esos dólares para tan buena rentabilidad o será algo de dudosa credibilidad?. Yo no me atrevo a pronunciarme créanme.

Cuando vi por primera vez el vídeo, me dije: que ridículas pueden llegar a ser las empresas puntocom. Me imaginé buscando un socio capitalista o yendo a un banco a pedir financiación para tan rocambolesca historia. A lo mejor me dirán: «que me estás pidiendo pasta para tener a unos tíos en nómina haciendo simplemente clicks en tu oficina?.

Habremos encontrado la solución al problema del paro en España o en el mundo?. Pedirán para esto carrera superior e idiomas? Seguro que surgirán nuevas lesiones del tipo: tendinitis crónica de la mano derecha por exceso de clicking. En fin insisto, no sé que pensar.

Cosas peores se han visto. Ya me contarán…

image


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.