Un día le oí decir a Manuel Rivas, que Galicia es un pueblo que lleva toda la vida intentando suicidarse y nunca lo consigue. Y sinceramente, no me digan porqué hoy me acuerdo de esta frase, la cual cada día la comprendo más.

Cada vez que me muevo por nuestro paisaje galaico, y me meto en pueblos, aldeas o ciudades, ya sea de interior o de costa, y veo la cantidad de aberraciones urbanísticas y demás lindezas que hemos hecho con nuestra arquitectura, nuestros recursos, nuestro paisaje, y al fin y al cabo, con nuestra cultura, no me queda otra cosa que tener un sentimiento encontrado entre la tristeza y la indignación. Ahora y viendo la que está cayendo, todavía este sentimiento encontrado me indigna más por todos los errores cometidos, porqué posible era desde luego.

Si en turismo, cuando desarrollas un producto, muchas veces la base del mismo son las señas de identidad de un territorio por las cuales te diferencias, en donde las políticas de conservación, la puesta en valor del patrimonio, hacerlo suficientemente atractivo para que sea visitado y admirado por la gente que nos visita, son vitales para el éxito o fracaso del atractivo de un destino turístico. Reflexionemos si en Galicia hemos hecho bien los deberes en este sentido.

Como nadamos en la ambulancia, a ver si de una vez ponemos el objetivo en lo que nos queda, que no es poco, y de una manera decidida, a alguien se le ocurra algo tan aparentemente vulgar como una campaña del tipo «Galicia Ponte Guapa» para incentivar, concienciar y mejorar la conservación de nuestra cultura, paisaje, arquitectura y el embellecimiento general de un territorio tan especial como el nuestro y que algunos se empeñan en que nos suicidemos para beneficios de unos pocos. Aprovechando ahora que está la cosa un poco parada… actuemos y regulemos por favor.

Estoy seguro que si alguien se tomase en serio esto, se fomentaría riqueza, empleo y dignidad en el pais del millón de eucaliptos y el feismo en su máximo exponente. Hagamos la operación maquillaje antes de que los lobos del cemento, del eucalipto y demás lindezas, vuelvan por sus fueros y volvamos a las andadas.

Yo apuesto por la campaña Galicia Ponte Guapa. Así de sencillo…, así de complicado…ya veo la promo en la TV !!!!!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.