Ryanair en el fondo es como Cristiano Ronaldo. Cae mal. Y por mucho que lo intente, cae mal. Y además se lo gana a pulso. «No tengo pilotos, tengo conductores de aviones» decía O’Leary (Pte. Ryanair), las desafortunadas declaraciones después del accidente de Spanair, campañas poco ortodoxas utilizando la imagen de políticos, miembros de la Casa Real etc. Claro la peña odia Ryanair! Seguro que todos tenemos un amigo que nos habla de la experiencia negativa de Ryanair, que lo dejaron colgado, que le dieron la lata por el peso de la maleta y su tamaño, que entras en el avión como el ganado etc, etc.

Y para más calvario, hace unos meses se le monta una campañita a Ryanair. Que los aviones se quedan sin combustible, despresurización de la cabina, aterrizajes forzosos varios en cuestión de días, etc, etc. A mi personalmente, que odio a Ryanair, esto me suena a este tipo de noticias, que no se sabe muy bien porque pero súbitamente se ponen de moda y súbitamente también desaparecen sin saber muy bien porqué. Ya no muerden a los niños los perros en los parques?, porque mira que le dieron bola a esto en los medios hace años. Y ahora por parecer, parece que hasta ya no hay ni perros ni parques ni niños. Pasado el tiempo, a veces pienso si un directivo de un grupo mediático o un político con poder, sufre una mala experiencia con perros o con aviones, y utiliza su posición para repartir estopa. Prefiero ya ni pensar quién mueve los hilos y qué intereses se tienen para poner de moda determinadas noticias, entre las que incluyo por supuesto la de Ryanair. A mí me huele mal en todo caso.

No he dejado de tener la sensación cuando veo a algunos hablar sobre Ryanair, como si estuvieran deseando que se le caiga un avión (por fuerte que suene), para irles encima con toda la artillería, pese a que en más de 25 años de actividad, Ryanair puede presumir que tal cosa nunca le sucedió, siendo la segunda compañía en tráfico en el espacio aéreo europeo en la actualidad. Y estoy seguro que son conscientes de que se juegan mucho como para andar al agua de Valencia con temas de seguridad. Dios quiera que no suceda, porque pobrecitos como los van a poner. Es mucho el odio acumulado.

Señores, a Ryanair le debemos mucho, pese a todo. Les guste o no les guste. Lo que para unos es odio acumulado para otros es agradecimiento. Agradecimiento por popularizar y quitarle la parafernalia a la aviación civil. Agradecimiento por abaratar las tarifas a los usuarios, por dar servicio directo con capitales europeas a los que vivimos en provincias y tenemos aeropuertos periféricos, por eliminar monopolios o acuerdos entre compañías perjudiciales para los usuarios, por incrementar el turismo internacional en destinos turísticos, desestacionalizarlos y así un largo etc.

Gracias Ryanair, porque Cristiano Ronaldo sólo mete goles, es rico, es guapo y hace bicicletas, vosotros, pese a todo, dais mucho más espectáculo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.